Este restaurante, fundado en 1963, cuenta
con una dilatada historia profesional dentro
del mundo de la cocina tradicional de Burgos.

Local recientemente reformado que cuenta con elementos arquitectónicos pertenecientes a diversas épocas de la historia, que abarcan desde el siglo XI, época de la que quedan restos de unas antiguas arcadas ojivales
y partes de la antigua muralla, hasta zonas más modernas, del siglo XVI, y que se hallan perfectamente integradas con estructuras de una reciente y cuidada restauración.

Todo esto hace que su espacio sea tan acogedor y que proporcione a su visitante una estancia francamente agradable e íntima.